Aviso y Recomendación
Su navegador web (Internet Explorer 6) está obsoleto lo cual puede provocar que ciertos elementos se muestren descolocados o no se carguen correctamente. Además, tampoco podrá ver bien, populares webs como Youtube o Facebook, entre otras muchas.
Le recomendamos actualizar su navegador aquí o instalarse otros nevagadores gratuitos como Firefox o Chrome.
Inicio  /  Blog  /  Líderes en contexto de crisis

Líderes en contexto de crisis

por Julia Lamaison | Gerente de Executive Search

Tiempo de lectura: 3'

Es indiscutible. En muchos aspectos, el mundo actual es muy diferente de lo que era hace un año. La relevancia del desarrollo de ciertas habilidades en los líderes de las organizaciones ha surgido con una fuerza importantísima en estos tiempos de cambio. Muchos de esos cambios han llegado para quedarse. Y lo que no podrá permitirse ningún líder es dejar de lado dichas habilidades, cuando todo esto pase y sea solo un recuerdo.

Los grandes tomadores de decisiones se ven hoy bajo una enorme lupa, interpelados, observados. Expuestos y sumidos en una enorme exigencia de efectividad. Probablemente, ninguna otra crisis reciente haya desvelado la carencia de un nuevo tipo de liderazgo, ético y efectivo, como la derivada por el COVID-19. Las empresas buscan estas nuevas habilidades en sus líderes a la hora de sumar nuevos tomadores de decisiones, y en las búsquedas se requiere, por tanto, mayor nivel de profesionalismo, atención al detalle y capacidad de evaluar las soft skills. No basta con gestionar. Hoy se demandan líderes con un nivel alto de compromiso con el bien común.

"LOS GRANDES TOMADORES DE DECISIONES SE VEN HOY BAJO UNA ENORME LUPA, INTERPELADOS, OBSERVADOS. EXPUESTOS Y SUMIDOS EN UNA ENORME EXIGENCIA DE EFECTIVIDAD" 

Para el psiquiatra Enrique Rojas, un líder ético debe ser equilibrado, manejar lo emocional, tener positividad sobre el futuro, ser coherente, poseer una personalidad atractiva, ser capaz de presentar sus ideas y contar con un espacio de reflexión personal en el que pueda definir su visión estratégica. En la nueva normalidad, estos son algunos de los requisitos en los que las empresas hacen foco a la hora de contratar a sus ejecutivos. Podríamos decir que, hoy más que nunca, se esperan líderes cuyo liderazgo tenga base en la reflexión y la indagación, con foco en la capacidad transformadora del presente. Que sean ética y socialmente responsables, comprometidos y capaces de establecer estándares y marcos culturales que guíen un comportamiento ético. La tarea a la hora de reclutar se vuelve más minuciosa, exacta y focalizada: son tiempos para sumar valor a una empresa. 

Un líder verdaderamente exitoso entiende que su capital humano, su gente y sus colaboradores, están ahí para ser orientados y acompañados. Un líder sirve a su equipo. Es importante que cuente con una visión de compromiso real con la organización, creando una visión que inspire a aquellos que trabajan para ella y alrededor de ella a participar activamente en metas claves, objetivos y la misión general. Que sean capaces de evaluar rápidamente la brecha entre la alta dirección y los colaboradores, y pensar en estrategias innovadoras para animar a los equipos a actuar y sentirse satisfechos como grandes contribuyentes al éxito de la organización.

"UN LÍDER VERDADERAMENTE EXITOSO ENTIENDE QUE SU CAPITAL HUMANO, SU GENTE Y SUS COLABORADORES, ESTÁN AHÍ PARA SER ORIENTADOS Y ACOMPAÑADOS. UN LÍDER SIRVE A SU EQUIPO"

Es relevante en las empresas la comunicación interna, determinada en gran medida por sus líderes. Por ello es necesario que sean capaces de comunicar sus emociones, sus pensamientos, y que estén totalmente sincronizados con los mensajes entregados y recibidos. Un líder debe tener la capacidad de comunicarse eficazmente en todos los niveles de la organización.

Las empresas cada día buscan más personas que sepan delegar, que empoderen a sus equipos. Alentar a los gerentes y colaboradores a hacerse responsables mutuamente de sus planes y a centrarse en lograr resultados colectivos. Se esperan líderes, no micro gerentes. 

En tiempos difíciles es cuando más hacen falta personas que puedan gestionar cambios, que se adapten rápidamente a las transformaciones que propone el mercado y que lo comuniquen, para así lograr que toda la organización vaya detrás de los cambios necesarios a través de un liderazgo visionario. La habilidad para gestionar el talento implica la capacidad de inspirar a los equipos y sacar lo mejor de las personas. Se trata de proporcionar el empoderamiento necesario para garantizar que las personas puedan tener éxito. 

Particularmente en el clima actual los líderes tienen que ser capaces de soportar los altos y bajos, y seguir motivando a sus equipos. Esto requiere un compromiso de positividad, incluso en tiempos de extrema dificultad; los líderes deben alentar a los equipos a pensar y actuar positivamente e infundir pasión en su trabajo, más allá de las circunstancias o condiciones.

Las empresas valoran que sean honestos e íntegros. Si bien los líderes deben ser positivos, cuando las cosas no van bien, la verdad debe ser comunicada, guste más o menos escucharla. Posteriormente, los líderes deben proporcionar la visión y el aliento para llevar adelante la organización. Deben inspirar confianza a sus equipos, sin caer en la arrogancia. Deben ser vistos predicando con el ejemplo, no solo con palabras. 

"EN EL CLIMA ACTUAL LOS LÍDERES TIENEN QUE SER CAPACES DE SOPORTAR LOS ALTOS Y BAJOS, Y SEGUIR MOTIVANDO A SUS EQUIPOS. ESTO REQUIERE UN COMPROMISO DE POSITIVIDAD, INCLUSO EN TIEMPOS DE EXTREMA DIFICULTAD"

No obstante, la administración no es lo mismo que el liderazgo: a medida que el liderazgo crece, la necesidad de administrar disminuye en gran medida cuando las personas se vuelven impulsadas hacia la visión. El liderazgo en sí no se trata de procedimientos operativos, métricas o estilos de trabajo, sino de visión y empoderamiento. 

Sin embargo, las posiciones de liderazgo a menudo requieren de habilidades de gestión. Muchos ejecutivos deben aprender a desempeñarse como líderes visionarios, con una gran capacidad para definir la estrategia e impulsar la ejecución. Esto requiere de una gran versatilidad que permita al ejecutivo establecer objetivos y metas claras, y comunicarlos de una manera efectiva. 

El liderazgo es, en definitiva, el conjunto de habilidades gerenciales o directivas que una persona pone en juego a la hora de gestionar un área y su equipo de trabajo. Y las habilidades necesarias para ser un líder hoy están cambiando. Las empresas y las personas deben adaptarse. Estamos en entornos laborales más exigentes, que atraviesan una crisis. Entendemos que una de las pautas para tener más certezas a la hora de elegir a nuestros líderes es focalizarnos, desde el inicio del proceso, en una búsqueda profesional. Son procesos de selección claves para los negocios, por tanto, son necesarias metodologías específicas que aseguren llegar a las personas que cumplan con las características, con una evaluación de competencias y habilidades core para navegar en esta nueva incertidumbre.
Tiburcio Gómez 1330, Piso 4 (zona WTC)
Montevideo, Uruguay
TEL.: (+598) 2626 1111 | advice@advice.com.uy
© Advice 2021 - Terminos | LemonCode

Advice trata su privacidad y seguridad con seriedad. Puedes acceder a nuestra Política de Privacidad haciendo click aquí.

Advice utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia cuando usa nuestra página web. Al hacer click en el botón, usted está aceptando el uso de cookies.